Elogio vs. Estímulo

Durante muchos años se dijo que era muy valioso elogiar a los niños para que se formaran un concepto positivo de sí mismos y también para mejorar su conducta. La disciplina positiva nos invita a tener cuidado con lo que funciona a CORTO PLAZO! Si bien es cierto que algunos niños mejoran su conducta con elogios, también es cierto que se vuelven complacientes y dependientes de la aprobación del otro. Se acostumbran a esperar el juicio que otro externo hace acerca de sus acciones, dependen del otro.
El estímulo, en cambio, es un aliento a confiar en el propio juicio, pone el foco en el proceso y no en el resultado, invita a la reflexión y por lo tanto, ayuda a construir la confianza en sí mismo. Es efectivo a LARGO PLAZO!

Podés descargarte la tabla de elogio vs. estímulo acá!

Compartí...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *