Hijos desafiantes

Los niños suelen actuar mal cuando están perdidos, asustados o necesitan guía. Un niño que está desafiante necesita reconectar con sus padres y encontrar el camino de vuelta a la calma. Y hasta que puedas responder bien a esto y ayudarlo, la actuación negativa seguirá en marcha.

No porque tu hijo sea malo, sino porque está aprendiendo y creciendo y aún no sabe manejar ciertas emociones.

Puede ser difícil responder de un modo calmo, y no perder la paciencia.

Puedes poner en marcha las siguientes herramientas:

  • Hacer una pausa antes de responder

Muchos berrinches y comportamientos desafiantes no se relacionan con emergencias. Por lo que mientras tu hijo no corra peligro, tomate un momento para calmarte y planear cómo vas a responder. Intentá que no te absorba su estado de negatividad, y respondé de una manera calma y segura con una solución lógica.

Una respuesta calma es el mejor camino hacia un niño más calmo.

En la pausa podemos preguntarnos:

¿Qué respuesta necesita en este momento? ¿cómo puedo dar vuelta esta situación?

  • Establecer altos estándares de respeto

Si el objetivo de la disciplina es crear un alto respeto y confianza, incluso frente al conflicto y la desconección, la cooperación será la clave.

Los límites son necesarios, pero la coerción y las amenazas, no. La influencia positiva viene de las relaciones en las que nuestros niños se sienten respetados, amados incondicionalmente y cuando sienten que creemos que pueden actuar mejor.

  • Tener fe

No importa cuántos errores cometa, tener fe en que el niño tiene un gran valor, que merece ser amado y que puede aprender a actuar mejor.

Tener fe en que estamos actundo de manera correcta y que nuestra guía llegará a buen puerto.

Cuando el niño estpa comportándose mal, siente que está atrapado en ese estado y que no sabrá comportarse mejor. Debemos mostrarles que sabemos que podrán calmarse y elegir mejor sus comportamientos.

  • Focalizate en lo bueno

Si te focalizás en la actuación, teriible, mala y el comportamiento horrible, eso es lo que tu niño traerá a casa. Si elegís ver lo bueno, el potencial, incluso en los momentos más desafiantes, tu hijo se quedará con la idea de que es seguro crecer en tu casa. Notar la mejora, focalizate en el potencial y decite que cada día va a andar mejor.

  • Amigate con la disconformidad

No poner límites para evitar lágrimas y la disconformidad no te ayuda a vos ni a tu hijo. Cuando tu hijo está actuando mal, realmente necesita que alguien de un paso adelante y lo ayude. Esto implica permanecer calmado, aguantar la tormenta sabiendo cómo establecer límites al mal comportamientos mientras recenocemos los sentimientos que subyacen.

Cuando nuestros niños están siendo irrazonables, están pidiendo nuestra ayuda. Nos necesitan para establecer los límites por ellos También necesitan que nos preocupemos por ellos. Es cuando nos ocupamos de ellos cuando pueden volver al camino.— Patty Wipfler

  • Hacete un tiempo para vos

Es dificil responder bien frente al mal comportamiento si estás estresado, cansado y harto de todo. Puede ser muy dificil encontrar tiempo para uno mismo cuando uno tiene hijos, pero hacer un tiempo aunque sea una vez por semana para una actividad exclusivamente para nosotros que nos haga bien puede ayudar mucho a enfrentar los problemas de otra manera. La paternidad es un trabajo de tiempo completo y tomarse un pequeño receso ayuda a resetear el humor y la energía.

Adaptación del texto de Ariadne Brill de Positive Parenting Connection

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *