Diagnóstico y psicoterapia de niños

Hay momentos en que vemos a nuestros hijos sufrir, y aunque intentamos ayudarlos, no terminamos de encontrar la solución, el problema parece agravarse y obstaculiza la vida diaria normal y sana.

Una cosa es que a veces se angustie porque es sensible y/o esté atravesando alguna situación especial, y otra diferente es cuando se lo nota angustiado bastante seguido.

Algunos niños atraviesan momentos en que le tienen miedo a algo (a la oscuridad, a "los malos", a quedarse solos, al agua, a "los fantasmas") o les cuesta adaptarse a la escuela porque extrañan. En general estos miedos van cediendo, les podemos encontrar la vuelta y son controlables. Pero otras veces se agravan y obstaculizan actividades que los niños deberían estar disfrutando.

Algunos niños son más quisquillosos con la comida que otros, son más selectivos o comen poquito. Cuando estas particualridades aumentan, pueden poner en riesgo la salud física del niño, y generar una relación conflictiva con la comida, que es fuente de energía vital.

Si tu hijo sufre de angustia, fobias, enuresis (se hace pis), trastornos alimentarios, problemas de "comportamiento", si le cuesta hacer amigos, tiene muchos celos de un hermano, si está atravesando un duelo, podés consultar para realizar un diagnóstico y descubrir si es necesario iniciar un tratamiento.

El diagnóstico cuenta de 2 entrevistas con los padres y 4 sesiones con el niño aproximadamente, finalmente, una entrevista de devolución a los padres donde se explicita lo evaluado, y se plantean los pasos a seguir para arribar a la mejor solución.

Consultas