Apego seguro e inseguro

El apego es ese vínculo especial que establece bebé con mamá y/o papá, o con alguna persona que se encargue de su cuidado y sostén emocional. El apego puede ser seguro o inseguro, y dentro de la categoría de apego inseguro hay 3 tipos diferentes, con diferentes grados de gravedad (que solo pueden ser diagnosticados por un profesional de la salud mental!).

.

El tipo de apego determinará:

✔ el grado de salud mental

✔ la confianza en el mundo y los otros

✔ la exploración del mundo

✔ la regulación de sus emociones

✔ Autoestima – identidad – quién soy, cuánto valgo

✔ modelo de futuras relaciones – qué espero de los otros, cómo me relaciono

Un pequeño establece apego seguro con aquella persona que le proporciona seguridad, sostén, consuelo, satisfacción de sus necesidades, conexión emocional. Y se establece debido a la disponibilidad que tiene esa persona.

El bebé tiene hambre, su cuidador sintoniza con esa necesidad, lo lee, y enseguida es alimentado. Y ese alimento se da con amor, con sostén. Y ese momento da calma. Y el bebé se relaja y siente placer, se siente seguro. Lo mismo sucede con cualquier otra necesidad. Esa persona (o personas) se convierten en su base segura. El bebé recurre a ese cuidador o cuidadores cuando siente malestar, tensión, miedo…

Eso es el apego seguro.

Hay algunos malos entendidos con este tema- así que aclaro: Si un niño pide upa en una situación nueva, que le da ansiedad, y no se desprende de su madre la primer hora que está en ese lugar, no quiere ir en brazos ajenos, es justamente porque tiene apego seguro y está “usando” a su figura de apego como corresponde! Muchos mal interpretan cuando un peque está “muy apegado” a mamá cómo si eso significara apego inseguro. Al contrario! Tener apego seguro no significa que me voy a ir con cualquiera, en cualquier momento, y me va a dar igual quien me cuide. Porque no, mamá y papá, no son iguales a un extraño!

.

➡️Hay otros cuidadores que no suelen responder tan bien a las necesidades de sus pequeños, como regla general. El niño llora, llama y el cuidador a veces responde y a veces no. El niño entonces no sabe qué esperar. Me responderá hoy o no? Muchos de estos niños aumentan su nivel de llanto/llamado, se vuelen más ruidosos, más demandantes. Aunque a veces cuando el cuidador aparece por fin, el niño lo rechaza, porque realmente ese cuidador no lo calma. La relación es ambigua.

➡️Otros cuidadores están mucho más ausentes, no aparecen casi nunca, o nunca de manera correcta para lo que el pequeño necesita y el niño entonces se da por vencido y deja de llamarlo. Se arregla a solas, como puede, y obviamente tiene un costo altísimo para su psiquis en desarrollo.

➡️Otros cuidadores responden con mucha angustia o mucha violencia ante los llamados del pequeño. El pequeño los necesita, los llama, pero quien responde le genera ansiedad o terror. El niño se encuentra en una encrucijada: llamo o no llamo? Aquel que debería calmarme me altera más o directamente me aterra. La respuesta es una gran desorganización psíquica.

.

Estos tres últimos modelos darían como resultado apego inseguro.

☝?Por supuesto no hablamos de una reacción aislada, de un día que no escuchamos llorar al pequeño y llegamos tarde, de un día que nos agarró bajoneados y respondimos con baja energía, o de un día que desboradados respondimos enojados. Hablamos de cientos de interacciones especialmente en el primer año de vida del bebé, y también en el segundo y tercer año donde se forjan las bases de lo que será la autoestima, la identidad, el modelo de futuras relaciones, la propia imagen del pequeño, y la imagen que tiene del mundo que lo rodea.

.

Luego de esta explicación breve, entenderán por qué nos oponemos a los métodos para “entrenar el sueño” o enseñar cualquier otra cosa, con el método de dejar llorar, ignorar el llanto, ignorar al niño.

También es la razón por la cual me opongo a esas adaptaciones al jardín en que el niño llora y es arrancado de los brazos de sus padres. El niño llama, su cuidador lo ve, pero no responde. Qué tan disponible se encuentra entonces el cuidador allí? Por qué no responde?

.

Recuerden que este es un súper resumen de una teoría rica y compleja, que cada vez pesa más fuerte en el ámbito de la crianza y la salud mental, y que este es mi intento de transmitir a las familias que me leen una aproximación, debido al interés que me mostraron. Los diagnósticos no puede hacerlos cualquiera! Hay gente especializada y tests específicos para evaluar el apego.

Deja una respuesta