Cómo lograr que un peque que gatea juegue un ratito a algo tranquilo

La etapa de gateo es una etapa de mucha EXPLORACIÓN y descubrimiento. Por fin el niño puede trasladarse por sus propios medios y llegar a lugares donde antes solo podía llegar si alguien lo ponía allí. Imagínense la sensación de autonomía!! Imaginen ese placer!!

Por eso quienes nos inclinamos por criar de manera respetuosa solemos recomendar el movimiento libre, adaptar la casa y dejar que el niño deambule!

.

Pero… es cierto que también está bueno tener momentos de juegos más tranquilos, actividad más calma, sobre todo cuando nos vamos acercando al horario de dormir. Pero también cuando mamá o papá necesitan cocinar, hacer algo en la compu, leer un ratito, ir al baño… ?

.

Por eso se me ocurrió escribirles sobre este tema.

.

¿Qué tenemos que tener en cuenta?

1-Expectativas reales: los bebés no suelen quedarse mucho tiempo haciendo una misma actividad. Su período de atención es corto. Si lográs que se quede 10 minutos con una misma actividad está súper bien! Y claro luego tendrás que interactuar un ratito, cambiarle algo de la actividad, que vuelva a empezar o darle otra cosa para hacer. Si, a veces se pueden quedar como 20 minutos enganchados con algo!! Pero NO esperes que eso sea lo habitual, porque sino, es probable que te frustres! Puede suceder con algo que le llame mucho la atención, que le represente un desafío, que le de mucha curiosidad, o mucho placer. Tal vez eso mismo, al día siguiente ya no le interesa tanto. ?‍♀️

2- Contacto y atención del adulto: si quien lo cuida está todo el tiempo ocupado con otra cosa, intentando que se entretenga con diferentes actividades, pero en el medio no hay contacto, upa, mimos, teta, charla, canciones, probablemente las actividades le duren menos tiempo. Porque lo que más le interesa es el otro ser humano. ¿Suena lógico, no? Especialmente si es mamá. Especialmente si mamá recién llega a casa o estuvo muchas horas fuera.

Siempre les digo que piensen en la metáfora del vaso: el niño tiene un vaso, el agua que lo llena es tu presencia. Si el vaso está medio vacío, el niño pide más. Si ya se ha llenado, el niño se relaja y hace otras cosas. Y luego de a poco se empieza a vaciar de nuevo. Y hay que volver a llenarlo!

Si querés que tu peque se siente tranquilo a jugar un ratito solo con algo, tiene que haber tenido bastante atención tuya previamente. Cuánto más presencia de calidad le des, más tiempo pueden llegar a jugar tranquilos sin tanta intervención.

3- Buscá actividades que sean aptas para su edad- atractivas para esta etapa!

Recordá que están en plena exploración! Todo lo que sea sacar y poner, meter, tironear, tapar, destapar, va a funcionar bien! Tené en cuenta que también exploran con la boca, así que hay que estar atenta al material que le des, que no sea peligroso, que no se pueda atragantar con eso, o que solo lo haga en tu presencia. Por ejemplo: los pompones de colores son un buen material, pero el pompón podría tragárselo. Elegimos los más grandes y nos quedamos cerca. Si quiere llevárselo a la boca, le decimos que en la boca mejor no, que es para jugar y le mostramos cómo.

Acá les dejo varías fotos para que vean diferentes posibilidades de actividades con bebés de 6-12 meses

Las imágenes no me pertenecen. Las encontré en Pinterest. Pueden encontrar más buscando “actividades para bebés de 6-12 meses». Pinterest es una gran fuente de ideas!

¡A probar!

Esta entrada tiene un comentario

  1. Brenda

    Me encantó la información y me parece super útil. Lo voy a implementar. Gracias

Deja una respuesta